Yo

Creando entornos inteligentes

“Me engañaron. Me dijeron que Vanessa era una magnífica coach cuando en realidad es una magnífica criadora de mariposas (si no me creen no tienen más que consultar Wikipedia, hay decenas de especies de mariposas que llevan su nombre y, evidentemente, se quedan cortas). Podría contarles una manida historia de antes y ahora, decirles que cuando acudí a ella estaba al borde de un abismo al que llevaba años asomándome, arrastrándome más bien… Y que desde el primer contacto con ella sentí una ligereza y una alegría nuevas, y al mismo tiempo reminiscentes de los tiempos de la niñez. Podría contarles que en apenas unos meses cambié tanto (por dentro y por fuera) que cuando acordé no solo le había perdido el miedo al abismo sino que volaba por encima de él, a muchos metros de altura. Podría decirles que en el tiempo infinito y lento en el que viví como oruga, leí cientos de libros y conocía a toda clase de coaches y gurús que prometen transformarte. Sin embargo, nunca jamás consiguieron, y nunca jamás consentí yo, elevarme ni un centímetro del suelo. Sólo en sueños. Sólo durante el tiempo que duraba el libro, la clase, el taller, la charla con Vanessa, que me engañó con sus buenas artes haciéndose pasar por coach, cuando acordé me habían brotado unas deslumbrantes y desacostumbradas alas que me elevaron en un plis plas sobre mi vida de gusano. ¡Y por más vueltas que le doy todavía no sé cómo lo hizo! Me imagino que tiene que ver con su forma de mirar, con su tremenda compasión (en el sentido más hermoso de la palabra), que le hace ver lo que sólo vislumbramos en sueños, nuestro verdadero potencial, toda nuestra magia. Vanessa domina como nadie el arte de transformar vidas. Es capaz de abrirte sin dolor, de despertar tu sonrisa dormida, de enseñarte las puertas de tu libertad y recordarte dónde pusiste la llave… ¿Qué puedo decir de ella cuando tengo tantas cosas que agradecerle? Simplemente devolver el favor que mi amiga Gloria me hizo cuando me habló de ella y me engañó. En realidad es verdad que es una magnífica coach, y tiene todos los estudios que lo acreditan, toda la profesionalidad del mundo, pero oculta hábilmente en su curriculum que su verdadera pasión, el arte que domina, es transformar vidas, despertar magias dormidas, dar ese sabio empujón que te permite alzar el vuelo. Muchísimas gracias, maestra.”

Antonio Luis Gómez Molero.      Autor de “Imparable”, “El niño que tomaba baños de estrellas y otros cuentos”, “Lita la Frijolita” y otros.

Desde siempre me ha fascinado el juego interior de la vida, también conocido como actitud mental (en inglés lo llamamos mindset), especialmente en etapas de cambio y transición en las vidas de las personas – incluida la mía.

Disfruto explorando y revelando el juego mental que permite que alguien, de forma prácticamente imperceptible e inspirada, redefina su perspectiva vital, supere desafíos diarios tomando nuevas decisiones, y pase a la acción renovada y renovadora.

Y he aquí la clave: experimentar la vida con nuevos ojos. Con los ojos del presente. Con corazón.

El coaching transformador es poderoso e impactante porque va a la raíz, especialmente cuando lo combinamos con acciones osadas en el mundo.

Por medio de nuestras conversaciones de coaching, las personas con las que trabajo experimentan un crecimiento exponencial, en otras palabras, cambios sutiles que lo transforman todo. Y, con frecuencia, de buenas a primeras se sorprenden dando pasos agigantados. 

Y es que, como seres humanos, tenemos un increíble potencial para transformar nuestras propias vidas. Y esta capacidad supera con creces lo que la sociedad nos dice que es posible.

Tenemos la capacidad de redefinirnos una y otra vez a lo largo de nuestras vidas, de reformular, no sólo quienes somos para los demás sino, y este es el quid de la cuestión, quienes somos para nosotros mismos.

Juntos liberaremos este potencial.

¿Te apuntas?

Mi implicación profesional en el mundo de la formación empresarial y el coaching, comenzó hace casi dos décadas, cuando acepté una invitación para impartir mi primer seminario en España, específicamente en la isla de Gran Canaria.

¡Lejos estaba yo de imaginar en aquel entonces que en cuestión de meses no sólo me habría terminado de comprometer con esta profesión, sino que también habría dejado atrás mi vida londinense para comenzar de nuevo en este país!

Al poco de mudarme a Canarias, recibí una invitación a crear una propuesta formativa, por parte de la responsable de formación de la Cámara de Comercio local, una increíble visionaria que tenía claro que el éxito de las organizaciones dependería cada vez más de la inteligencia emocional y de la capacidad de liderazgo de sus ejecutivos, ejecutivas y sus equipos.

Y así fue como, con su beneplácito, comencé a facilitar seminarios corporativos no sólo en la Cámara de Comercio, sino también en los sectores público y privado, ayudando a líderes y sus equipos a transformar retos en oportunidades a través de la claridad mental. Y continúo en ello: diseñando programas de desarrollo profesional a medida.

Hoy en día, mis roles varían, ya que me dedico tanto a la consultoría y formación corporativa como al Coaching Transformador© para personas en cargos ejecutivos. También realizo sesiones de coaching personal (llamado life coaching) e imparto conferencias. Mis clientes suelen ser personas que están experimentando, o quieren iniciar, cambios y transiciones importantes en sus vidas.

Me gusta la variedad en mi trabajo.

Y es por ello que en cualquier jornada, me encontrarás acompañando (en coaching) a una ejecutiva que desea tener mayor claridad para transformar un conflicto en su organización o equipo.

O, igualmente, me encontrarás en mi labor como coach apoyando a un emprendedor en su proceso de conectar mejor con clientes para mejorar su negocio.

Y también me podrás encontrar en mi labor como coach, acompañando a un equipo cuyos miembros han perdido la sintonía interna, están desmotivados y “quemados”, y desean encontrar nuevas perspectivas para relacionarse mejor, mejorar su desempeño tanto individual como colectivo, y así optimizar sus aportaciones a la organización de la que forman parte. 

Incluso, podrás encontrarme realizando mi labor como coach con algún deportista prometedor, ayudándole a desarrollar un juego interior más eficaz, a través de su juego mental.

Algunos años también he creado Grupos Mastermind, y jugamos a mejorar nuestros estado internos y también a proponernos metas deliciosas y alcanzarlas. 

Últimamente también realizo un retiro taller especial llamado “Una PAUSA en el Camino”, un proceso tripartito que creé nacido de un momento de inspiración. “Una PAUSA en el Camino” es un alto en el camino, en plena naturaleza, que puede ser individual (como un proceso de coaching intensivo) o con un grupo reducido de personas. Este es un espacio de recogimiento y quietud que he creado para pausar, explorar, reflexionar, resetear e impulsarse en el presente con claridad. 

Principalmente busco potenciar en cada persona la voz de su sabiduría interna, pues esta siempre nos insta a honrar y dar sentido a nuestros anhelos más profundos y a avanzar por nuestro camino personal a pesar de la incertidumbre, del miedo, de la gente difícil, de creencias limitantes y de las adversidades.

Dada mi experiencia en dar grandes saltos, afrontar importantes transiciones, y habiendo trabajado en varios países, así como creado mi propia marca de coaching y formación, sé de primera mano lo que significa mantener una empresa comprometida con el bienestar y desarrollo personal y profesional de los demás, con éxito. 

Previamente estuve dedicada a la enseñanza universitaria y en otras instituciones del Reino Unido, con una temporada también en institutos y escuelas secundarias.

Por si sientes curiosidad en mis cualificaciones formales, aparte de todas las diferentes certificaciones en coaching, me licencié en Humanidades y posteriormente obtuve un Postgrado en Educación (ambas por la Universidad de Londres). En años recientes, realicé un Máster universitario en Neurociencias por la Universidad de Barcelona. Como proyecto-tesis desarrollé un programa de formación y entrenamiento para la promoción del bienestar y la salud mental, y la prevención de la ansiedad, la depresión y el síndrome de burnout, sin uso de fármacos. Aún sigo aplicando lo que descubrí tanto en mi vida personal como profesional.

Invierto una buena parte de mi tiempo, recursos y energía en investigar nuevas tendencias y seguir formándome. También he realizado tenido experiencia y formación en mindfulness (por el Awareness Training Institute de la Universidad de California, y por el Vipassana Fellowship), algo que traigo a todas mis interacciones.

Voy todos los días a nadar en mar abierto en Las Canteras, una playa urbana que fue votada recientemente mejor playa urbana del mundo por The Economist.

Ah, y ¿mencioné que tengo un hijo de 17 años? En él está mi mayor fuente de inspiración y aprendizaje.