Mini -sesión de coaching

Según Michael Neill, “Aquello que decidas nunca impactará tu vida tanto como tu forma de manejar las consecuencias de tus decisiones”. Un ejemplo: casarse con la persona equivocada no es más que un error, pero continuar en matrimonio (o relación de pareja) con él o ella y vivir en la amargura por ello, es una pésima decisión. Meter la pata en algo es un error, pero permitir que ello te carcoma por dentro una y otra vez, es una pésima decisión. Puedes transformar las pésimas decisiones, cambiando de idea y tomando una decisión alternativa y diferente. ¿Qué decisión alternativa tomarás hoy? Yo ya he escogido la mía ;-))

About the author

2 Responses
  1. Anonymous

    Me encanta el ejemplo que has puesto sobre el «manejo de las consecuencias de las decisiones»…..Se puede decir más alto pero no más claro…..Yo también he tomado una decisión alternativa para las vacaciones de Semana Santa ;-)) Luis

Leave a Reply

Entradas Recientes

Categorías